SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

martes, 15 de diciembre de 2015

¿Los cigarrillos electrónicos en pacientes con Fibrosis Quística o EPOC pueden hacer mal?





Los cigarrillos electrónicos son vistos como una alternativa sana al hábito de fumar, sin embargo parecen ser peligrosos  para los pulmones sobre todo para personas con enfermedades pulmonares, particularmente la población adolescente con FQ puede estar tentada a utilizarlos. 

En la Conferencia Norteamericana de Fibrosis Quística el Dr  McGown y colaboradores presentaron un trabajo sobre los efectos nocivos de los cigarrillos electrónicos en las personas con FQ.

Los cigarrillos electrónicos (e-cigarettes) son percibidos por muchos como una forma más benigna de fumar, pero dos estudios recientes han desafiado esta noción.

 Un estudio in vitro comparó los efectos del humo del cigarrillo electrónico y el extracto de humo de cigarrillo sobre el fenotipo y los factores de virulencia o agresividad de  Pseudomonas aeruginosa

Ambos tipos de humo no inhibieron el crecimiento de P. aeruginosa. Los factores de producción de pigmento (piocianina y pioverdina) y  de virulencia se incrementaron significativamente después de la exposición al humo del cigarrillo y también al del cigarrillo electrónico en comparación con los controles no expuestos.

El humo del cigarrillo también aumentó significativamente la producción de biopelículas o biofilm. Los autores concluyeron que el humo de los cigarrillos electrónicos induce cambios en la expresión fenotípica de P. aeruginosa y puede aumentar la virulencia del organismo.

Otro estudio presentado también en la conferencia  examinó el efecto de los cigarrillos electrónicos sobre  la función del epitelio de las vías respiratorias.

Una exposición de 30 minutos al humo del cigarrillo electrónico reduce significativamente la función  de la proteína CFTR.

También hubo efectos adversos en el transporte de iones por las células epiteliales de las vías respiratorias, que parecían deberse a la exposición a altos niveles de acroleína en el humo del cigarrillo electrónico. La acroleína también se encuentra en el humo del cigarrillo.
Depósitos de acroleína sobre las células  fueron 300 veces más altos en comparación con los controles y alcanzó niveles conocidos de inhibir la función de CFTR.
Los autores concluyeron que el humo del cigarrillo electrónico puede tener efectos adversos sobre la fisiología de las vías respiratorias y el aclaramiento mucociliar.

Otro trabajo muy interesante publicado en PLOS ONE en Febrero de 2015 usando un modelo de ratón estudiaron los efectos del cigarrillo electrónico sobre las defensas tanto antibacterianas como antivirales.
En los ratones expuestos dos semanas al humo de cigarrillos electrónicos se observo aumento de la inflamación y una respuesta inmune alterada contra las infecciones bacterianas y también a los virus, en particular el virus de la gripe o influenza.
Esta alteración de la respuesta inmune puede ocurrir en pacientes con EPOC, con fibrosis quística  o inlucso en personas sanas, que utilicen estos cigarrillos electrónicos

Referencias

McGown et al 2015; NACF. Abstracta 362
Fain et al NACF 2015;. Abstracta 81

Sussan et al PLOS ONE Febrero 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada