SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Pros y contras de la lactancia materna exclusiva en niños con Fibrosis quística



Informe de la 24 ª Conferencia anual de Fibrosis quística de Norteamérica Baltimore, octubre 21-23, 2010

La lactancia materna exclusiva no es totalmente recomendada en niños con FQ, sin embargo estudios recientes han demostrado un beneficio con respecto a las infecciones pulmonares.

Un nuevo estudio ha examinado el impacto de la alimentación con pecho materno y la adquisición de P. aeruginosa y de S. aureus a partir de datos de 70 niños inscritos en el programa de FQ de Wisconsin de screnning neonatal(Wu et al NACFC 2010;Abstract 411) .

Los sujetos fueron clasificados como con leche materna exclusiva (BF) y alimentados con fórmula (FF, es decir, no amamantados), el grupo BF se subdividió como <1 mes y > 1 mes.

Una mayor proporción de niños en el grupo de alimentados con fórmula tenían al menos un cultivo de P. aeruginosa-positivos (58% vs 47% para BF), el riesgo de infección por P. aeruginosa fue significativamente menor con la lactancia materna (OR 0,38).

Por otra parte, el número acumulado de infecciones por P. aeruginosa fue significativamente menor en el grupo amamantado (47%) frente a los alimentados con fórmula (58%).

El menor número de infecciones por P. aeruginosa fueron en el grupo BF> 1 mes (61% negativo), seguidos por el grupo BF <1 mes (44% negativo), ambos grupos BF fueron significativamente mejores que el grupo de alimentados a formula.

Estudios previos han indicado que la lactancia materna en los bebés con FQ puede estar asociada con una mejor función pulmonar y un menor uso de antibióticos por vía intravenosa en comparación con los bebés alimentados con fórmula (Colombo et al Acta Paediatr 2007; 96:. 1228-1232; Parker et al Pulmonol Pediatr 2004. ; 37: 362 a 367).

Una advertencia que hace la Fundación de Fibrosis quística sin embargo, es que la lactancia materna exclusiva no puede satisfacer las necesidades nutricionales de los lactantes con FQ.

El grupo de Wisconsin ha analizado previamente el crecimiento de 105 lactantes con FQ identificados por screening neonatal (NACFC Jadin et al 2008;. Abstract 608). Los niños que fueron amamantados en forma exclusiva presentaron un crecimiento similar a los bebés que fueron alimentados con fórmula a los 3 y 6 meses, pero el peso fue significativamente más bajo a los 12 meses.

Comentario:
La Dra. Claire Wainwright: hace el siguiente comentario para Cystic Fibrosis News: Este estudio, junto con otros, sugiere un efecto protector de la lactancia materna sobre las vías respiratorias, incluida la infección por P. Aeruginosa en niños con FQ.
Esto es consistente con los datos de los estudios en niños sin FQ, donde la lactancia materna se ha asociado con ingresos sustancialmente reducidos a un hospital para el tratamiento de muchas infecciones en los primeros seis meses de vida (Tarrant et al Epidemiology 2010;. 21:847-854).

Cuando las mamas amamantan se ha visto una disminución en ellas del tabaquismo en algunas poblaciones (Kristiansen et Salud Pública Nutr 2010; 13:. 2087-2096).

Mientras que la protección conferida por la lactancia materna es biológicamente plausible, no está del todo claro si la lactancia materna brinda protección a los niños con fibrosis quística por si sola o si es un marcador de otros factores socioeconómicos, como la exposición al tabaco en el ambiente, que se reconoce aumenta el riesgo de infección respiratoria en los niños en general.

Las consecuencias nutricionales a largo plazo de la lactancia materna exclusiva en los lactantes con FQ requieren mayor consideración y futuros estudios deberán determinar si es posible, para lograr el estado nutricional óptimo y reducir los riesgos de infección para los lactantes con FQ

Traducido de : http://www.cysticfibrosisnews.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada