SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

lunes, 15 de marzo de 2010

¿Cómo puedo sacar flemas del pulmón?Técnica de Espiración forzada o Huff



Técnica de espiración forzada o Huff

Consiste en una espiración forzada con la glotis o “garganta” abierta.

Si se realiza a bajos volúmenes pulmonares puede mover secreciones situadas más periféricamente y las trae hacia los bronquios más grandes. Una vez que llegan allí se puede hacer Huff a mayor volumen o con la tos se sacan al exterior.

Las maniobras de exhalación forzada son probablemente las más efectivas dentro de la terapia para sacar las flemas.

Tano el Huff como la tos son igual de efectivas para aclarar las flemas pero el Huff es menos agotador.

Se recomienda comenzar inhalando un volumen ni tan grande ni tan pequeño de aire y luego exhalar o sacar el aire con la boca y la garganta abierta, usando los músculos abdominales y de la pared torácica.

La exhalación debe ser lo suficientemente larga para despegar secreciones y no debe hacer ruido en la garganta.

Si la espiración es demasiado corta no es efectiva, pero tampoco debe ser excesivamente larga porque puede llevar a un acceso de tos.

Para aumentar la efectividad de esta maniobra se puede utilizar un medidor de pico flujo y de esta forma mantener la garganta abierta.

Algunas personas dicen que es más fácil hacer el Huff soplando a través de un pañuelo o tubo.

El Huff puede ser enseñado a los niños pequeños como un juego: por ejemplo
soplando bolitas de papel en el borde de una mesa soplando con la boca abierta y que logren desplazarlas. A través de obtener sonidos junto con la exhalación como el sonido de indios, tapando y destapando en forma alternada la boca, o con instrumentos de viento como silbatos, armónicas o con los “espanta suegras” (son como silbatos que tienen un cartón suave o papel enrollado que al soplar se desenrolla)




Otra forma interesante para niños pequeños es a través de las burbujas de jabón obtenidas con popote o bombilla. Véase también PEP de burbujas en post de hace algún tiempo.
Es importante que después de hacer uno o dos Huff se siga con respiración tranquila o normal durante unos 5 a 10 segundos, ya que esto previene que aumente obstrucción.
Si se tiene bronco espasmo o estamos cansados o débiles es bueno hacer pausas más largas de 10 a 20 segundos.
Esta técnica forma parte del ciclo activo de la respiración que luego veremos.

Sobre este tema hay varios post,los pueden ver en nuestro buscador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada