SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

jueves, 8 de septiembre de 2011

Fibrosis quística: Signos y síntomas



Los signos de Fibrosis quística (FQ) suelen comenzar poco después del nacimiento. Sin embargo algunos de ellos pueden aparecer más tarde.

Por ello y para evitar el retraso en el diagnóstico es tan importante la inclusión de FQ en el tamiz neonatal. En esa pequeña gotita de sangre que se obtiene en los primeros días de vida podemos diagnosticar esta y otras enfermedades congénitas.

Los primeros signos de FQ son:

Sudor salado: muchos padres notan un sabor salado cuando besan a su hijo. Con esta muestra de afecto a su hijito puede usted prácticamente hacer el diagnóstico

Falta de crecimiento o ganancia de peso escasa
Tos, flemas y pillido (sibilancias)
Flemas y moquitos espesos.
Popó maloliente, grasosa, abundante y de color pálido.

Si su bebé presenta alguno de estos síntomas platique con su pediatra para que le efectúe el estudio de Electrolitos en sudor.


Si a su hijito se le ha diagnosticado FQ es recomendable que se evalúe y controle en clínicas o centros especializados dedicados a esta enfermedad.

Se han realizado investigaciones y se ha visto que la sobrevida, la calidad de vida, la función pulmonar y la nutrición son mejores en aquellos niños seguidos en clínicas especializadas que en los que son seguidos por médicos individuales.

La búsqueda de P Aeruginosa en vías respiratorias y si esta presente erradicarla con tratamientos específicos es fundamental, ya que de ello depende detener el daño pulmonar y retrasar la colonización crónica.
En muchos bebés, al momento del diagnóstico ya tienen Pseudomonas en sus secreciones y no debemos dejar pasar esa etapa temprana para hacer el tratamiento!!!!

Prevenir el paso de infecciones de un paciente a otro:

Evitar compartir equipo de cuidado respiratorio (nebulizadores y Auxiliares de terapia) Cubiertos, vasos, juguetes,
Evitar permanecer en espacios cerrados y pequeños con otro paciente FQ.
Cuidado en las salas de espera: tratar de permanecer a una distancia de más de un metro de otros pacientes.
Si un paciente con FQ se interna debe ser internado en habitación individual, no debe compartir el cuarto con otro paciente y mucho menos con otro paciente con FQ.

Recordar las lecciones de higiene con la influenza H1N1: son de utilidad para FQ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada