SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

martes, 9 de agosto de 2011

Fibrosis quística y Pseudomonas aeruginosa



La detección y erradicación de la infección temprana por Pseudomonas Aeruginosa ofrece la oportunidad de prevenir o retrasar la colonización crónica que daña los pulmones.
Pseudomonas aeruginosa crónica, se asocia con mayor morbilidad y mortalidad.

Existen diferentes estrategias para obtener material para cultivo a fin de conocer si este germen está presente en la vía respiratoria.

La estrategia estándar consiste en la obtención de material por Exudado faríngeo en los niños pequeños que no pueden expectorar o por expectoración espontánea en los mas grandes.
En este trabajo que les comentamos ahora, se comparó un grupo de pacientes a quienes se les obtuvo material por exudado faríngeo contra otro grupo de pacientes en quienes se hizo monitorización mas invasiva a través de Broncoscopía y lavado bronco alveolar.

A ambos grupos se los siguió durante 5 años a fin de detectar si aquellos a quienes se les hizo el manejo más invasivo (broncoscopia y lavado) habían tenido mejor evolución a lo largo de cinco años.

Para efectuar la broncoscopía se debe anestesiar al niño, además que este procedimiento puede tener efectos adversos aunque la mayoría leves, y se ha asociado a contaminación del broncoscopio y transmisión de infecciones, incluida Pseudomonas aeruginosa. Este último problema es en general poco frecuente pero se han registrado casos y estan documentados en la bibliografía.

Por otro lado considerando costos estos también son más elevados con el uso de la broncoscopía.

En este estudio efectuado en Australia el uso del broncoscopio no mejoró los resultados, ni disminuyó la posibilidad de tener infección por P Aeruginosa crónica. En el seguimiento a cinco años ambos grupos presentaron evolución similar tanto en las lesiones en la tomografía como en las pruebas de función pulmonar. El crecimiento, las exacerbaciones, la inflamación pulmonar, la función pulmonar post broncodilatador, el número de hospitalizaciones, y la edad de la primera adquisición de P. aeruginosa fueron también similares en ambos grupos.

El lavado bronco alveolar está reservado para los pacientes que evolucionan mal a pesar del tratamiento antibiótico parenteral, o cuando sospechamos un germen no habitual o resistente a los tratamientos disponibles.

La broncoscopia con lavado no está indicada para “limpiar las vías aéreas” y según este estudio australiano tampoco tiene ventajas sobre el exudado faríngeo.



Traducido de Wainwright CE, et al "Effect of bronchoalveolar lavage–directed therapy on Pseudomonas aeruginosa infection and structural lung injury in children with cystic fibrosis: A randomized trial" JAMA 2011; 306: 163-171.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada