SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

domingo, 13 de mayo de 2012

Ejercicio en niños y niñas con Fibrosis quística:



¿Qué factores claves se tienen en cuenta a la hora de recomendar ejercicio a los niños antes de la pubertad?

DR. Wells: La primera cosa que los médicos consideran cuando se trabaja con niños con fibrosis quística es la aceleración del crecimiento que inicia una serie de cambios en la fisiología de los jóvenes.

Los niños pasan por dos importantes período de crecimiento rápido. El primero es de 0 a 2 años de edad, y luego en y alrededor de la pubertad.

Curiosamente, su fisiología con respecto al ejercicio cambia considerablemente en ese tiempo. Sus pulmones empiezan a crecer, el corazón empieza a crecer, las extremidades comienzan a alargarse, y como resultado, su capacidad para hacer ejercicio también se modifica. Un número de cambios internos fisiológicos también ocurren con respecto al metabolismo aeróbico, el metabolismo anaeróbico, la fuerza y acondicionamiento, todos los cuales pueden ser de ventaja si somos conscientes de ellos.

Así que es muy importante tener en cuenta por un lado a los niños antes de la pubertad y los adolescentes después del inicio de ese crecimiento acelerado.

Es entre las edades de dos y aproximadamente digamos que 10años en las niñas, 11 para los niños – en que se suele hablar de crecimiento estable. Lo maravilloso de este período de crecimiento estable es que los niños y las niñas son muy similares fisiológicamente. Por lo tanto las recomendaciones de ejercicio puede ser las mismas para los niños y las niñas.

Y debido a que tienen una tasa de crecimiento muy estable, su capacidad de aprender habilidades deportivas es excelente.

Para los niños pequeños menores de 10-11 años , el ejercicio es realmente jugando. Si nos fijamos en un grupo de niños jugando en un patio de juegos, veremos que adoptan un patrón interesante. Van a hacer carreras cortas y a continuación, caminan y se recuperan, o hacer una explosión de ejercicio subiendo y bajando y luego paran y descansan un ratito.

Es muy diferente de la forma en la que los adultos puedan ejercitarse, en el que uno puede salir a correr, o podemos ir al gimnasio y trabajar en una cinta de correr, o podemos ir al gimnasio y hacer una hora de pesas, por ejemplo.

A los niños les encanta jugar anaeróbicamente. Les encanta correr a toda velocidad, les encanta hacer movimientos explosivos y luego descansar y recuperarse.

Lo maravilloso de esto es que tiene un poderoso efecto positivo sobre la fisiología humana del metabolismo anaeróbico, y también del metabolismo aeróbico dentro del músculo. Es la recomendación perfecta para los niños con fibrosis quística, ya que tiene objetivos sobre diferentes sistemas de energía dentro del músculo y también del sistema cardiovascular, que suministra oxígeno.

Así que al estar conscientes de la naturaleza de juego de los niños, podemos hacer recomendaciones efectivas para los niños con fibrosis quística.

Los investigadores del Hospital de Sick Children de Toronto han identificado que cuanto mayor sea la actividad física que un niño desarrolle más lenta será su tasa de deterioro de la función pulmonar.

Lo que es realmente importante es el volumen total de movimiento que un niño hace en el transcurso de un día lo que parecía tener un efecto protector para la función pulmonar a largo plazo en niños con FQ.

¿Cuales serían las recomendaciones específicas de ejercicio que Ud. haría para pacientes pediátricos con fibrosis quística?

DR. Wells: Queremos ofrecer a los niños la oportunidad de hacer el mayor número de cosas diferentes para mantenerlo interesante para ellos y para continuar desarrollándose. Estamos hablando de caminar, correr, saltar, lanzar la pelota , jugando, y la natación.

Lo fundamental que estamos buscando aquí es participación constante. Queremos que los niños participen en actividades físicas durante por lo menos 60 minutos al día. Esto puede parecer mucho, pero esto es lo que necesitamos para mantener la salud en los niños.
Y curiosamente, porque son más jóvenes y sus cuerpos se están adaptando de cierta manera al crecimiento.
También hemos encontrado que la intensidad tiene que ser relativamente alta, como cuando los niños juegan en un patio de recreo, hay explosión de actividad seguida de un descanso.

No debemos tener miedo de recomendar una intensa actividad como el fútbol o el baloncesto a los niños con fibrosis quística. La intensidad es crítica. Las actividades anaeróbicas , o sea actividades en las que hay de 10 a 45 segundos de ejercicio muy intenso seguido de largos períodos de dos a tres minutos de descanso.
Ese tipo de actividades son perfectas para los niños porque reflejan la naturaleza de juego de los niños.


Ellos pueden hacer una variedad de cosas, las cuales tienen un efecto positivo sobre su salud en general y sobre su función pulmonar.

¿Pero en qué circunstancias el ejercicio no se recomienda para los niños con FQ?

DR. Wells: Hay dos situaciones en las que creo tenemos que tener cuidado al prescribir ejercicio a todos los pacientes con FQ. La primera es durante las exacerbaciones. Cuando un paciente está enfermo, más enfermo de lo normal no queremos recomendar una intensa actividad durante ese tiempo.

La otra cosa importante es que tenemos que tener mucho cuidado con los pacientes con FQ cuando hace calor. Las glándulas sudoríparas en los niños y en todos los pacientes con FQ son diferentes a una persona sin FQ. Los niños con FQ pierden más sodio y cloruro que las personas sanas, por lo que el potencial de deshidratarse o no mantener su balance de electrolitos cuando se está ejercitando y hace calor es más grande. Así que estos son los dos momentos en los que tenemos que tener cuidado, las exacerbaciones pulmonares agudas y también el ejercicio en tiempo de calor.

Traducido de la entrevista al Dr. Wells para Ecysticfibrosis review

En el proximo Post el Dr. Wells habla de ejercicio en adolescentes : mujeres por un lado y varones por el otro.Porque debe ser diferente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada