SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

lunes, 18 de marzo de 2013

Beneficios del ejercicio en Fibrosis quística




Los niños con fibrosis quística de moderada a severa fueron incluidos en un programa que ofrece fisioterapia, apoyo nutricional y sesiones de entrenamiento personal en su gimnasio local, y como consecuencia de este entrenamiento se encontró que pasaron menos tiempo en el hospital  internados recibiendo antibióticos, también mejoraron  su capacidad de ejercicio. El estudio piloto fue  publicado en la revista Journal of Cystic Fibrosis.

La FQ es  una condición que amenaza la vida, afecta a los pulmones y el sistema digestivo debido a la obstrucción con moco espeso. Los niños con FQ a menudo tienen que permanecer en el hospital durante unas semanas para recibir por vía intravenosa (IV) antibióticos.

El programa piloto de 12 meses, busca reducir la necesidad de los niños y jóvenes con fibrosis quística para ser admitidos en el hospital, lo que les permite pasar más tiempo en casa y en la escuela.
Catorce niños y jóvenes (con edades 4-15) que habían pasado más de 40 días en el hospital recibiendo antibióticos por vía intravenosa en el año anterior fueron incorporados a este programa. Se organizó acceso gratuito a un gimnasio local, en donde un fisioterapeuta especializado proporcionaba terapia semanal, sesiones de entrenamiento personal, junto con un examen periódico de su régimen de fisioterapia en la casa. Un nutriólogo especialista proporcionaba educación sobre apoyo nutricional.

Las sesiones de gimnasia incluían entrenamiento de alta intensidad utilizando equipos de entrenamiento cardiovascular (por ejemplo, cintas de correr o bicicletas) intercalados con períodos de recuperación. Ejercicio de Fuerza y componentes de estiramiento también fueron incluidos. Los niños realizaron ejercicio durante 30-60 minutos por sesión, dependiendo de su salud. Además, se les animó a ejercitarse de forma independiente y participar activamente en el deporte escolar durante un tiempo extra de dos horas a la semana. Los participantes fueron controlados durante el curso del año en términos de su capacidad de ejercicio, la función pulmonar, el crecimiento, el apetito, la ingesta de alimentos y la absorción.

El estudio dió como resultado una reducción del 21% en el número total de días que los pacientes permanecieron internados  en el hospital, de 619 días en el año anterior disminuyeron a 478 en el año del estudio, junto con una reducción del 20% en la cantidad de días  de tratamiento antibiótico IV de 304 a 243 días colectivamente para todos los pacientes.

Los niños también mostraron un aumento significativo en su capacidad de ejercicio, que se determinó mediante la medición de su consumo de oxígeno máximo y la distancia que caminaba o corría durante la prueba de esfuerzo. Consumo máximo de oxígeno aumentó en un 13 por ciento, y los investigadores también observaron un aumento significativo en la distancia caminada o corrida.

En general, el estudio estima que un ahorro promedio por paciente de  13.700 libras, donde el costo promedio por paciente fue de £ 60.200 antes del estudio en comparación con £ 46.500 en el año del estudio



Sean Ledger, Fisioterapeuta especialista y autor principal del estudio, dijo: "Este fue un ensayo a pequeña escala con resultados prometedores, y ahora hemos puesto en marcha un amplio ensayo controlado aleatorio, llamado INSPIRE-CF, para validar los resultados y reclutar más niños en nuestro programa de entrenamiento personalizado. Al igual que con todos estos esquemas, es importante monitorear cuidadosamente el crecimiento y la composición corporal en niños que regularmente hacen ejercicio, con una mayor demanda de energía y si esto puede afectar su índice de masa corporal (IMC). "




Traducido de
medicalnewstoday.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada