SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

martes, 27 de octubre de 2009

Como lograr una buena alimentación en niños


En muchos niños sanos así como en nuestros niños con Fibrosis Quística la preocupación de las mamas es lograr que coman bien. Dado que este problema es bastante frecuente aquí comentamos una serie de pasos y consejos para lograr reducir la tensión o nervios a la hora de la comida. Estos consejos en su mayoría son validos tanto para niños sanos como para niños con FQ y otros problemas crónicos.

Planee bien

1-Comer tres comidas y tres bocadillos programados todos los días, más o menos a la misma hora. Esto permite que los niños tengan suficiente tiempo para que les de apetito entres las comidas y bocadillos y a aumenta la probabilidad de que coman más y prueben alimentos nuevos.

2-Antes de Empezar una comida o bocadillo haga todo lo posible para que todos los alimentos estén listos. Esto le ayudará a que usted esté disponible durante la hora de la comida para pasar el tiempo con su hija o hijo y darle más atención y estimulo para comer.

3-Reducir las distracciones ( en la mesa no tenga juguetes, televisión, juegos de video o de mano, libros , aparatos portátiles que distraigan al niño)

4-No prepare comidas totalmente separadas para los distintos miembros de la familia. Planee un menú para toda la familia. Sin embargo asegúrese de hacer los ajustes necesarios para que su hijo con FQ coma comidas con muchas calorías y energía. Puede agregarle MCToil, Scandical etc... al plato de comida del niño.

Estructure las horas de las comidas

•Hágale saber a su hijo cuando es hora de comer. Dígale con firmeza: “Es hora de desayunar” en vez de preguntarle ¿quieres desayunar ahora?

•No le ruegue a su niño o niña para que coma ni lo castigue si no come. Los niños hacen lo que sea para lograr la atención de sus padres. Si obtienen la atención por no comer, entonces seguirán sin comer. Si su hijo no quiere comer, ignórelo y converse con los demás en la mesa.

•Siéntese cerca de sus hijos y tenga un contacto visual directo con ellos.

•Modele un buen comportamiento para su hijo. Al sentarse en la mesa y mostrar una actitud positiva hacia la alimentación y probar alimentos nuevos, usted está dándole un buen ejemplo a su hija o hijo.

•Alabe a sus hijos cuando están comiendo bien. Si captan su atención cuando comen bien, van a comer más. Alabe aun los pequeños pasos. Como comer pequeños bocados y tragarlos. Asegúrese de alabarlos rápidamente cuando comen después de que usted les ha ignorado por no comer.

LIMITE EL TIEMPO DE LAS COMIDAS A ALREDEDOR DE 20 MINUTOS. Cuando haya terminado la comida, retire los platos de sus hijos( aunque no hayan comido mucho) y no les ofrezcan mas comida hasta la próxima comida o bocadillo programado.

•Premie a su hijo o hija por su buen comportamiento a la hora de comer. Si su hijo/a come bien, prémielo con algo que no sea comida( por ejemplo ver un video, un rato especial con usted etc..)

Brinde opciones

•No trate de engañar su hijo escondiéndole los alimentos nuevos o que no le gustan en los alimentos que si le gustan. Por ejemplo no trate de esconder las verduras en el puré de papas. Su niño perderá la confianza en usted y podría dejar de comer los alimentos que si le gustan.

•Deje que los niños pequeños elijan si quieren abrir las cápsulas de enzimas o prefieren que usted lo haga. Deje que los niños mayores eligen si desean un batido o un emparedado de mantequilla de maní como bocadillo.

•Deje que su hijo/a escoja entre dos ingredientes con mucha energía y muchas calorías para agregar a los alimentos( por ejemplo mas queso o mas mantequilla)

•Aunque su hijo decida no probar un alimento nuevo siga ofreciéndoselo. A veces se requieren 10 a 15 exposiciones a los alimentos nuevos antes de que los niños estén dispuestos a probarlos.

Emociones y actitudes

•Trate de no preocuparse si termina el tiempo de una comida y su niño no ha comido mucho. Si usted se apega al esquema de tres comidas y tres bocadillos. El o ella eventualmente tendrá hambre. Si usted está tranquilo y es firme en cuanto a la alimentación el niño probablemente asumirá una actitud igual.

•Tenga una conversación tranquila con su hija/o con respecto a la importancia de comer en forma sana, en algún momento distinto al de las comidas o las visitas al doctor. Asegúrese que el o ella comprenda, según su edad las razones por las cuales es importante que coma alimentos con muchas calorías y energía.

•Déle al oportunidad el niño para que exprese sus sentimientos con respecto a tener FQ y tener que comer mucho. Coméntele que usted entiende sus frustraciones. Cuando los niños pueden expresar sus sentimientos en palabras, es menor su necesidad de rebelarse y dejar de comer.

•Converse frecuentemente con la nutricionista, enfermera, sicóloga para que le ayuden en este problema. Platique con otros padres de familia acerca de tips y consejos.

Traducido de http://www.cff.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada