SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

sábado, 21 de abril de 2012

Infección Crónica por Pseudomonas aeruginosa en Fibrosis quística: Algunas dudas y preguntas.



¿Cuando se dice que una infección por Pseudomonas en Fibrosis quística es crónica?

La infección crónica puede ser definida cuando más de 50% de los cultivos en los últimos 12 meses son positivos para P aeruginosa y se caracteriza además por cepas mucoides que forman una comunidad de microbios, en una matriz de exo-polisacáridos o biofilm.
Las bio-películas o biofilm protegen a las bacterias, tanto de la respuesta inmune del huésped como de los antibióticos, ya que los gérmenes en las bio-películas son más resistentes a los antibióticos que los que están en estado planctónicos.
Una vez que P. aeruginosa se ha establecido en forma crónica en el tracto respiratorio de una persona con FQ, rara vez es posible la erradicación.

¿Qué consecuencias tiene la infección crónica por P. Aeruginosa?

La infección crónica con P. aeruginosa mucoide se asocia con un peor crecimiento, más rápida disminución de la función pulmonar, y aumento de la necesidad de antibióticos.

¿Qué función tienen los antibióticos anti-pseudomonas en la FQ?

Los objetivos de la terapia con antibióticos son: reducir la cantidad de bacterias y la respuesta inflamatoria y prevenir la lesión pulmonar progresiva.

¿Donde se localiza la infección en el pulmón de la persona con FQ?

La localización de la infección en pacientes con fibrosis quística es endo-bronquial - es decir, en la vía aérea grande y pequeña. La administración en aerosol de antibióticos se dirige a ellas logrando altas concentraciones de antibióticos locales, utilizado por vía inhalatoria hace que menos antibiótico pase al resto del cuerpo y también da menos efectos secundarios y tóxicos.


¿Cuáles son los antibióticos aprobados para su uso por nebulización en FQ?


Medicamentos aprobados para sus uso nebulizado o aerosolizado hasta ahora son dos : Tobi (tobramicina 300mg para inhalación) y Azli (Aztreonam solución para inhalación). En estudios prospectivos, aleatorizados y controlados los dos agentes mostraron un aceptable perfil de seguridad junto con mejoría en parámetros funcionales y clínicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada