SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

sábado, 4 de abril de 2009

Mi hijo no quiere comer!!!!!!

Este es uno de los más frecuentes problemas que me plantean los papas de mis pacientes, no solo en los niños con FQ sino en muchos niños sobre todo menores de 6 años.
En nuestros niños este problema se ve agravado por la presión que sienten los papas para que no baje de peso, o en realidad para que aumente de peso.
Pero como les decía, esta queja es común en muchos papas de niños pequeños habitualmente antes de que entren a la escuela.

Sobre todo lo que me suelen preguntar es ¿como me puedo dar cuenta (yo papa) de que mi hijo esta comiendo lo suficiente?

¿Porque algunos niños comen muy bien y otros no?

¿Como puedo hacer del momento de la comida un tiempo placentero y no angustioso, tanto para mi como para mi hijo?

Muchas veces en la clínica les pedimos que nos hagan una historia detallada de lo que comió (más o menos) en los tres últimos días.
Con eso valoramos cuanto come y que es lo que efectivamente come.

Si el niño rechaza comer y los papas lo obligan a permanecer sentado hasta que acabe su plato de comida, esto puede tener un efecto negativo, y reforzar más la conducta de rechazo a la comida.

Esta etapa de no querer comer es muy común en los niños en edad pre-escolar y a medida que el niño crece mejora su apetito y su comportamiento con respecto a la comida.
Por otra parte la mamá esta acostumbrada cuando el niño es bebé que come muy bien y recibe fácilmente el alimento que se le ofrece, porque el bebe crece muy rápido. En otro post les comentaba que triplica o cuadruplica su peso de nacimiento.

Pero ¿que pasa en el niño de dos a cuatro años?

Su crecimiento no es tan acelerado, tiene otros intereses aparte de la comida, como explorar el mundo que lo rodea, jugar, por lo tanto no quiere permanecer sentado!!!!.

El niño come lo que necesita en los primeros 15 minutos, por eso forzarlo a permanecer mas tiempo no es necesario y no garantiza éxito.
Este problema de comer poquito o casi rechazar la comida nos trae problemas a los papas, a los niños y en algunos casos lleva a alterar la relación padre-hijo.

Pequeña Guía para reducir problemas a la hora de comer




•Tratar de que el momento de la comida sea tranquilo, evitar comidas apuradas.

•Si el niño tiene un alimento favorito o textura preferida incorporarla en la dieta, incluso en ocasiones mezclando el alimento preferido con otros nuevos.

•No obligar al niño a permanecer sentado.

•Dar al niño un buen modelo, los papas deben tener una dieta variada.

•Compartir la mesa con otros niños, compañeros, amigos, primos es una buena opción, los niños suelen imitar lo que ven hacer a otros niños.

•Ofrecer alimentos nuevos y estimularlos a probarlos, no una sola vez sino en varias ocasiones. Es decir a lo mejor la primera vez que se lo damos no le gusta, pero en otra ocasión volver a ofrecerlo, a lo mejor de otra forma.

•Combinar alimentos nuevos con otros conocidos.

•“Prueba un mordisquito” ayuda a veces que el niño intente un alimento nuevo.

•Si vemos que realmente comió poco, dejarlo descansar un rato y más tarde ofrecer nuevamente.

•Probar a esta edad con nuggets de pollo, bastoncitos de pescado, frutas cortadas, y todo aquello que puedan manejar con las manos.

•Dejarlos tocar la comida, sobre todo a los bebes cercanos al año, no importa que se ensucien, el reconocimiento a través de las manos es importante.

•Podemos darles una cuchara a ellos y otra nosotros, y dejarlos usarla y con la nuestra ayudar o completar lo que comieron, esto hablando de los niños pequeños.

•Finalmente tener paciencia, NO DESESPERARSE.


En otro post les comento algunas causas por las que a veces los niños con FQ no tienen apetito o no quieren comer.

1-Julie Lumeng, MD Is the picky eater a cause of concern? Contemporary pediatrics - Mar1, 2005 from http://www.contemporarypediatrics.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada