SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

martes, 14 de abril de 2009

Respiracion de labios fruncidos

Re- Entrenando la respiración en el paciente con Enfermedad pulmonar crónica




Hay técnicas que nos ayudan a mover más aire hacia adentro y afuera del pulmón. Sobre todo nos benefician cuando sentimos fatiga o falta de aire.
Estas técnicas son:
•Respiración diafragmática
•Respiración de labios fruncidos


Respiración de labios fruncidos:

Es una maniobra utilizada en los programas de rehabilitación pulmonar y que consiste en sacar el aire del pulmón con los labios semi-cerrados y oponiendo una cierta resistencia. Esta hace que la espiración sea más prolongada, hace que la respiración sea más eficiente, alivia la falta de aire durante las actividades de la vida diaria.
Esta maniobra se utiliza frecuentemente en pacientes con Enfermedad pulmonar obstructiva crónica y en nuestra clínica también se utiliza en pacientes tanto pediátricos como adultos con fibrosis Quística.

¿Cuáles son los beneficios de la respiración con labios fruncidos?

•Reduce el aire atrapado en el pulmón, disminuye el volumen pulmonar al final de la espiración.

•Aumenta la saturación y la presión arterial de oxigeno y disminuye la presión de Anhídrido carbónico.

•Reduce la frecuencia respiratoria y aumenta el volumen de aire en cada respiración.
•Hace más eficiente la respiración.

•Incrementa la actividad de los músculos accesorios de la respiración y también de los abdominales.

La respiración de labios fruncidos puede utilizarse en pacientes con EPOC, Fibrosis Quística, Asma, y algunas enfermedades neuromusculares.

¿Cómo es la técnica de respiración con labios fruncidos?

La inhalación a través de la nariz y la espiración con labios fruncidos facilita la respiración. Este tipo de respiración también ayuda a recuperar el control cuando tenemos falta de aliento. Se puede practicar la respiración con labios fruncidos en cualquier momento y en cualquier lugar. Si estamos viendo la televisión, podemos practicar durante los anuncios. Incluso varias veces al día. Con el tiempo, la respiración con labios fruncidos nos resultará natural.

1. Hay que relajar los músculos del cuello y de los hombros. Inhalar lentamente a través de la nariz durante un tiempo suficiente para contar hasta 2 como mínimo. Podemos obtener más aire inclusive si nos inclinamos un poco hacia adelante.

2. Fruncimos los labios como si fuéramos a soplar para apagar una vela. Expulsamos el aire lenta y suavemente con los labios fruncidos durante un tiempo que sea por lo menos el doble del tiempo que nos tardamos en inhalar.. Usamos los labios fruncidos para resistir la velocidad del aire proveniente de los pulmones.

3. Podemos repetir el ejercicio, colocando tres dedos ligeramente sobre los labios y al sacar el aire notaremos la resistencia.

4. hay que practicar esta técnica durante cinco o diez minutos, dos o cuatro veces al día.

Y podemos ponerla en práctica cuando caminamos rápido, al subir escaleras y siempre que tengamos falta de aire.

¿Se les puede enseñar a los niños?
Si, esta técnica puede ser practicada tanto por niños como adultos.

En otro post nos ocuparemos de la respiración diafragmática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada